Impactos ambientales que provocan los edificios no sostenibles

El hormigón, el material más utilizado en la construcción

Hoy en día, el material estructural más utilizado en todo el mundo para la construcción es el hormigón. Sus beneficios enmascaran peligrosos impactos ambientales, tanto para el planeta como para la salud humana. Por lo tanto, desde Pallars Fuestes os queremos explicar los impactos ambientales que provocan los edificios no sostenibles.

Esta sustancia está compuesta principalmente por cemento, áridos y agua. En cuanto a la fabricación del cemento, es el responsable del 7% de las emisiones de CO2 a la atmósfera a nivel mundial. Y, a diferencia de la madera que presenta un balance neutro al consumir menos energía, su fabricación consume enormes cantidades de ella. Asimismo, es la segunda industria que más contamina el aire a nivel global por producción de polvo.

Aunque tenga un impacto tan negativo en el medio ambiente, aún no es posible plantear su sustitución total ya que no existe una alternativa viable. No obstante, una gran mejora para el sector es que el binomio cemento-hormigón disminuya su presencia en la construcción y ceda parte de su mercado a materiales con mejores credenciales ambientales, como es el caso de la madera.

Impactos ambientales que provocan los edificios no sostenibles

Por lo que, los impactos ambientales que provocan los edificios no sostenibles son:

  • 35% de las emisiones de CO2
  • Más del 40% del consumo energético
  • Más del 30% del uso de materiales y generación de desechos

¿Cómo combatir el cambio climático?

Además de los materiales estructurales, en la construcción se utilizan multitud de productos con problemas parecidos de cara al medio ambiente, por ejemplo, el acero, siendo el segundo material más contaminante después del hormigón, el ladrillo, la cerámica, el acero y el aluminio.

Para poder combatir el cambio climático desde el sector de la construcción es necesario un cambio de modelo y un incremento en el uso de productos menos contaminantes y que requieran menos energía en su fabricación.

En el Reglamento Europeo de Productos de la Construcción (UE 305/2011) entre sus requisitos esenciales se encuentra el uso sostenible de los materiales. De esta manera, impone un nuevo modelo de construcción sostenible, verde, con bajas emisiones de CO2 y con eficiencia energética.

Como dijo el arquitecto Alex de Rijke, “El acero fue el material de construcción del siglo XIX y el hormigón del siglo XX. La madera será el del siglo XXI.”

En este nuevo modelo, los arquitectos y decoradores que apuestan por la construcción sostenible, lo tienen claro: mejor con madera.

¿Por qué la madera?

No solo las empresas del sector afirman que la madera es preferible a otros materiales, sino también lo corroboran grupos conservacionistas como WWF y Greenpeace.

Los dos grupos aseguran que la madera es un buen material ya que es un recurso natural que puede ser reutilizada y reciclada. Además, su producción y eliminación no contamina. Y, finalmente, avalan que cuando la madera procede de un bosque bien gestionado y lleva un certificado forestal exigente como el FSC, la madera es sin duda el material más ecológico frente a otros cuyo proceso de fabricación y eliminación consume mucha energía y es contaminante.

¡Si deseas más información, no dudes en contactar con nosotros! Llámanos al 872 029 065 o escríbenos a comercial@pallarsfustes.com

Contacta

Podeu enviar-nos un correu electrònic i us respondrem, més aviat.

Equinocci de Primavera